Inicio

La cirugía plástica es la especialidad quirúrgica que se sirve de la cirugía estética y la cirugía reconstructiva. Tiene un gran campo de acción pues implica procedimientos quirúrgicos  en cualquier segmento del corporal alterado y en pacientes de todas las edades: pediátricos, adultos y geriátricos.

La cirugía reconstructiva tiene como objetivo restaurar la forma y función perdida de alguna parte del cuerpo, posterior a un accidente, enfermedad de cualquier índole o una cirugía mutilante. También puede proveer forma y función  a segmentos corporales sin función o ausentes debido o malformaciones congénitas.

Incluye la cirugía cráneo facial, labio y paladar hendido, cirugía de la mano, recosntrucción de tórax y abdomen, reconstrucción de mama, de miembro inferior, cirugía del paciente quemado, así  como la microcirugía, que tiene  implicación  en todas las anteriores,

Cirugía estética por su parte, restaura los segmentos corporales que, secundario al paso del tiempo, los embarazos, lactancia o pérdida de peso, han perdido su forma, su firmeza y en general la armonía con el resto del cuerpo, generando insatisfacción personal. También es útil en aquellos casos en los que se presenta algún estado físico de nacimiento, heredado o no que, sin tratarse de una malformación, conlleve un problema emocional y/o social para la persona, como lo podría ser por ejemplo  una nariz grande o aguileña, o la falta o exceso de desarrollo mamario en las mujeres.

La palabra “plástica” tiene su origen en el término griego “plastiko”, que significa moldear  o transformar. En resumen, la cirugía plástica  busca reconstruir las deformidades y corregir las definiciones estético-funcionales, mediante la transformación del cuerpo humano.